Consejos prácticos para conducir de noche

12/09/2017

Más allá de llevar las luces bien regladas, te damos algunos consejos para conducir de noche de forma segura.

¿Sabías que la conducción nocturna implica un riesgo tres veces mayor que el de la conducción diurna?

 Aunque conducir de noche también tiene ventajas como por ejemplo, que hay menos tráfico y podemos conducir más tranquilos, cuando conducimos entre la puesta y la salida del sol, la visibilidad se reduce a la mitad y, ojos y cerebro tienen que trabajar con más esfuerzo para ser eficientes.

 Con el objetivo de llevar una conducción lo más segura posible, te damos algunos consejos para conducir de noche.

 

  • Dentro de los límites de velocidad y respetando la distancia de seguridad: Aunque haya menos tráfico, recuerda que el campo de visibilidad se limita a la iluminación y que has de ser capaz de parar el coche por completo si aparece algún imprevisto.

 

  • Cuidado con los animales: Especialmente en zonas rurales, es común que animales crucen la carretera de noche. Nunca cambies de dirección ya que te será muy difícil recuperar el control, frena todo lo que puedas.

 

  • Baja la luz del interior del coche: Si la luz del cuadro de instrumentos es tenue, verás mejor lo que hay fuera del vehículo.

 

  • Paradas y buena ventilación: Es recomendable parar cada dos horas y mantener el habitáculo fresco para evitar que nos entre sueño.

 

  • Coche limpio: La suciedad en los faros puede reducir la visibilidad hasta un 50% especialmente si ha llovido barro.